c/ Xaudaró nº 25 | 28034-Madrid +34 91 334 48 87 sedcentral@sed-ongd.org

SED viaja a Bolivia con ‘Pueblo de Dios’

SED viaja a Bolivia con ‘Pueblo de Dios’

El pasado domingo varios miembros de SED viajaron hasta Bolivia junto al equipo de Pueblo de Dios (TVE), para conocer de primera mano la situación de la comunidad marista y los pueblos indígenas de la Amazonía. Tiempos difíciles para una tierra que ha sufrido recientemente algunos de los incendios más devastadores de su historia. Son varios los proyectos de SED localizados en la zona, a los que cada año acuden voluntarios para apoyar el desarrollo de su labor y que ahora forman parte del recorrido que nuestro equipo llevará a cabo para poder mostrárselo al mundo a través de las cámaras.

Desde Bolivia llega información de primera mano sobre el camino y el día a día del equipo:

 

PRIMERAS JORNADAS

SED comparte vida estos días junto a los Maristas de Bolivia. Nos encontramos recorriendo las obras maristas bolivianas y los proyectos de SED en estas tierras, comenzado por el oriente boliviano, desde Roboré. Llegamos desde Santacruz, en un viaje de 6 horas atravesando el Chaco Boliviano y nos hemos encontrado con las huellas trágicas del incendio que han sufrido estas tierras Amazónicas.

Ya se apagó el fuego, pero sigue quedando la herida. Una naturaleza agredida, una sociedad dividida… El colegio Sagrados Corazones Maristas en Roboré, ha tenido además un gran protagonismo durante las jornadas más complicadas, como centro de actuaciones logísticas.

Ya se apagó el fuego, pero sigue quedando la herida. Una naturaleza agredida, una sociedad dividida…

En esta localidad y en Santacruz, la labor de SED se centra en la formación técnico profesional, financiando talleres tanto para clases curriculares como para formación extraescolar de adultos. Cabe destacar también el sistema de becas que permite a los alumnos y alumnas de comunidades rurales, llegar a los centros de formación.

La experiencia de contemplar estos proyectos sobre el terreno y compartirlo con los protagonistas de ese trabajo solidario, anima y motiva. SED se siente comprometida con esta tarea y sigue apostando por la educación en estas tierras “chiquitanas” del oriente de Bolivia como motor de transformación social.

 

REENCUENTROS

El viaje continúa, hoy en san José de Chiquitos. Nuestro periplo sigue los pasos de los voluntarios SED por distintas comunidades del oriente boliviano. Sus gentes se emocionan con el recuerdo de las vivencias compartidas con los voluntarios. En sus escuelitas los niños no han olvidado sus nombres, y por todos los lugares de mantienen las huellas de su trabajo solidario. Huellas de murales pintados, de pupitres estrenados… Pero la huella indeleble es el cariño de una amistad que cruza naciones, regiones, culturas… una fraternidad que transforma la convivencia y genera un dinamismo transformador.

UN CAMINO LARGO Y TORTUOSO

Ya en los 1.800 metros, mañana llegamos a los 3.000. Subiendo de Santacruz llegamos a Comarapa, recorriendo un camino largo y tortuoso. Un paisaje con la montaña como protagonista. Mañana subimos a la Siberia Boliviana. En la memoria digital de las cámaras de TVE, quedan plasmados colores, caminos, paisajes…

En nuestras retinas recogemos rostros con emociones intensas, experiencias únicas. Al tiempo que se graban en el corazón emociones y sentimientos. Compartir tanto con estos amigos bolivianos va cargando nuestra mochila de ilusión, de ideas y de proyectos. En definitiva, ganas renovadas de comprometer nuestro trabajo solidario en pro del desarrollo de estas comunidades, con las que SED mantiene una cooperación estrecha desde hace años.

 

SUBIDA A ‘EL ALTO’

El Alto es un mar agitado, convulso, que lanza oleadas de ladrillo ladera arriba a la conquista del altiplano. A 4.100 metros, temperaturas agresivas, geología pétrea… Territorio duro, territorio de frontera, territorio violento… allí es obligada a asentarse la población indígena aimara, en busca de oportunidades.

Superada “La Ceja” de la ciudad de la Paz,  nos encontramos con El Alto, 500m más arriba. Una ciudad populosa donde SED con su proyecto de huertos periurbanos gestionados por mujeres, va potenciando alguna de estas nuevas oportunidades. En colaboración con la Fundación ‘Comunión y Axión’, más de trescientas huertas familiares han surgido en este desierto como si fueran oasis. Huertas que desafían el rigor de los elementos, huertas que desafían la violencia, huertas que cambian la dinámica social de familias, su alimentación, sus relaciones sociales…

Los colegios de la zona han incluido en sus programas huertos escolares, donde los alumnos y alumnas aprenden a cultivar verduras, aprenden el valor de estas en sus dietas, su importancia en la salud… Las huertas dan además a los docentes la posibilidad de incluir en los programas educativos elementos de ecología, cuidado del medioambiente…

 

En el Alto, el esfuerzo solidario de SED y los recursos de financiación recibidos a través de las distintas administraciones que SED gestiona, han germinado en una dinámica social que mejora las condiciones de vida de muchas familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *