Incidencia Social

Las ONGD PROCLADE, PROYDE y SED presentan el informe #ConsumoJusto 1

La incidencia social, entendida como incidencia política y movilización social, es una actividad indispensable para organizaciones en cuya misión y fines se encuentre la transformación social mediante propuestas que favorezcan unas relaciones Norte-Sur justas y un mundo donde todas las personas vivan dignamente.

Por esta razón, en 2012 las ONG de Desarrollo SED, PROCLADE y PROYDE tras trabajar conjuntamente en campañas y otros proyectos comunes decidimos dar un paso más en su trabajo en red y en su compromiso por un mundo más justo. De esta forma, creamos de forma conjunta el Departamento de Estudios e Incidencia Social, que trabaja estrechamente ligada a la Educación para el Desarrollo en la sensibilización, la denuncia y la propuesta de alternativa para lograr la transformación social.

La incidencia social y política (cuya importancia está recogida en los planes estratégicos de las tres organizaciones en el marco de la educación para el desarrollo) es una herramienta de interlocución y diálogo con las autoridades y de sensibilización ciudadana, que tiene el derecho a exigir responsabilidades y cambios de políticas y/o normativos a sus gobernantes. Las ONG –como somos PROYDE, PROCLADE o SED- debemos actuar como medios canalizadores en este sentido.

La credibilidad de las ONGD como instrumentos eficaces de cooperación vendrá de nuestra capacidad de colaborar a la conversión personal y a la transformación social, que hunden sus raíces en nuestro compromiso de cooperación con las comunidades del Sur. Los cambios que se han dado en la cooperación al desarrollo desde los años 60 y los efectos de la crisis económica actual suponen un cambio de perspectiva en el trabajo de las ONG de Desarrollo, que nos lleva a desarrollar una labor de concienciación ciudadana y de acción política a través de redes de solidaridad.

En consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que marca la agenda del desarrollo para los próximos 15 años (hasta 2030), estamos centrando nuestros esfuerzos en este departamento en la necesidad de sensibilizar y concienciar sobre las consecuencias de nuestros ritmos de consumo. Queremos ser el altavoz que denuncie situaciones de injusticia que con nuestro comportamiento consumista se están generando en países receptores de ayuda al desarrollo. Entendemos que una verdadera Educación para el Desarrollo (EpD) siempre busca el cambio estructural y práctico en la sociedad, desde el nivel local hasta el global. A través de la EpD la ciudadanía empieza a opinar sobre temas económicos, políticos y sociales, y su voz tiene repercusión en las decisiones políticas. Marcamos como objetivo construir una sociedad en la que ciudadanía y política se encuentren, se conozcan y actúen conjuntamente. Para ello, proponemos alternativas viables y solidarias que puedan llevarse a cabo en nuestros entornos más cercanos.

No olvidamos nuestro compromiso con la demanda de una mejor y mayor ayuda, por lo que realizamos un estudio internacional para conocer, de la forma más realista posible, cómo se está llevando a cabo la cooperación internacional por toda clase de actores.

SED, PROYDE y PROCLADE tienen ya un amplio recorrido (tanto por separado como en acciones conjuntas con otras redes de solidaridad) en campañas puntuales o permanentes. Entre otras, podemos citar las siguientes: 0’7 Reclámalo (2003–04), Candidata 0,7 (2004–05), Campaña Mundial por la Educación (2005–06), Sin Duda, Sin Deuda (2006–07), Derecho a la Alimentación ¡Urgente! (2007–08), Campaña de REDES África Cuestión de vida, cuestión debida (2009–13) y de forma ininterrumpida en la campaña Pobreza Cero la Coordinadora de ONGD España, a la que pertenecemos las tres organizaciones.

Sin abandonar el camino de apoyo a las propuestas que vienen desde las redes con las que las tres organizaciones estamos comprometidas, el Departamento de Estudios e Incidencia Social ha abierto un camino conjunto de sensibilización, compromiso y acción en el que queremos involucrar a nuestras bases sociales como principales protagonistas de la transformación social que buscamos. Este camino ya ha dado sus primeros frutos:IP_ConsumoJusto

-Documento de Posicionamiento #ConsumoJusto sobre hiperconsumismo y generación de desigualdad y pobreza, con propuestas de alternativas al consumismo (octubre 2014). A partir de este documento se han elaborado proyectos de educación para el desarrollo y sensibilización en diversas ciudades y regiones de España: Zaragoza, Principado de Asturias, Valencia, Chiclana de la Frontera y Navarra, entre otras. Se han realizado además materiales de trabajo (sensibilización y educación para el desarrollo) basándonos en este documento y que se utilizan en grupos de voluntariado, sedes locales, etc.

– Colaboración en las Campañas de Educación para el Desarrollo que las tres organizaciones, junto con otras cinco de los entornos claretianos, lasalianos y maristas, llevan a cabo de forma conjunta.

– Participación en foros nacionales e internacionales para presentar nuestro trabajo en cuanto a reducción de desperdicios en comedores escolares.

Estudio con Universidades Latinoamericanas sobre Anticooperación: hemos coordinado una investigación sobre las barreras al desarrollo en colaboración con ULSA México DF, ULSA Oaxaca, ULSA Pachuca, ULSA Costa Rica, Uniclaretiana (Colombia), PUCRS (Brasil). En octubre de 2016 realizamos un encuentro internacional y una mesa redonda en la que estuvieron presentes todos los equipos internacionales, además del Centro Universitario La Salle Aravaca y profesores de la Universidad Pontificia de Salamanca.

– Interlocución directa con organizaciones, empresas, entes públicos (MAPAMA) y partidos políticos para promover acciones a favor de la disminución del desperdicio alimentario, principalmente en los centros escolares, valiéndonos sobre todo de la experiencia de haber realizado una campaña sobre desperdicio alimentario y una experiencia práctica de medición de desperdicios en unos 30 comedores escolares (2014-2016).

– Obtención por las tres organizaciones de la Etiqueta Cero CO2 otorgada por ECODES como parte de un esfuerzo de transformación interna de nuestras organizaciones en coherencia con la transformación social que queremos promover en nuestros patrones de consumo.

El Departamento de Estudios e Incidencia Social de PROCLADE-PROYDE-SED está formado por trabajadores, trabajadoras y personal voluntario de las tres ONGD y coordinado por una técnica contratada.

Correo-e de contacto del Departamento de IS de PROCLADE, PROYDE y SED:

Noemí García incidenciasocial@gmail.com



 

 

Página siguiente »Página siguiente »